Logo UTCH
Slider

El Consejo Académico de la Universidad Tecnológica del Chocó Diego Luis Córdoba en sesión virtual (15 de marzo del 2020), determinó ampliar por un mes más la suspensión de actividades académicas, puntualmente las clases, acogiendo las medidas del gobierno nacional por la emergencia económica, social y ecología, a raíz de la pandemia mundial, COVID-19.

De igual manera se aprobó el diseño e implementación de una estrategia que permita la realización de clases de manera virtual y a distancia, utilizando las TICS y redes sociales. Durante este tiempo, la UTCH seguirá avanzando en otras actividades académico administrativas que permitan de los estudiantes avances en proceso de matrícula, las cuales se sostendrán en ordinarias, expedición de certificaciones y constancias, procesos de graduación, ajustes al calendario académico, entre otras.

Así lo dio a conocer la Vicerrectora de Docencia Ana Silvia Rentería Moreno, quien manifestó que la universidad consciente de las limitaciones tecnológicas de la región y factores de pobreza lanzará un SOS ante el gobierno colombiano para que sea atendida esta situación.

"Durante este mes, el personal directivo de la universidad estará concentrado en la planeación y aprestamiento institucional para sortear ésta situación crítica que obligan a acelerar la política de virtualización que, entre toda la comunidad académica, venimos trabajando" señaló la funcionaria.

La Vicerrectora de Docencia invitó a docentes y estudiantes durante este mes a que visiten las plataformas tecnológicas con que cuenta la institución, se registren e ingresen para que conozcan la misma y comiencen a familiarizarse con estos ambientes de aprendizaje que vienen siendo implementados por directrices del orden nacional.

La UTCH no ha contemplado la cancelación del semestre académico, por el contrario, invita a docentes y estudiantes para que de manera inteligente y creativa tiendan puentes de comunicación y redes para que en consonancia con los planes de estudio, se entreguen y envíen los módulos y contenidos, que permitan el auto aprendizaje y trabajo colaborativo como una manera de utilizar bien el tiempo de aislamiento social a que obliga esta pandemia.

Finalizó anotando que este es un reto para toda la institución que nos obliga a auscultar nuevas alternativas, reinventarnos, reconocer nuestras debilidades y fortalezas y juntos avanzar en beneficio de nuestra comunidad universitaria.